Artículos sobre
Despedidas de
Soltero
¡Aprende todo sobre ellas!

10 consejos para Celebrar la mejor Despedida de Soltero del mundo

Las despedidas de soltero son famosas por ser ocasiones memorables, especiales y únicas para celebrar con el futuro novio (o novia) antes del gran día. Sin embargo, planificar y llevar a cabo el evento en sí mismo es un poco más estresante. Pero te tenemos cubierto - respira hondo, y mira estas 10 cosas que puedes hacer y que no puedes hacer para planear una despedida de soltero que hará que todo el proceso sea más fácil y puedas planear la mejor fiesta de tu vida.

 

1. Házlo personal

 

Primer punto del orden del día: esta fiesta es para el novio o la novia así que ¡Asegúrate de que sabes lo que quiere! Haz preguntas específicas para aclarar sus gustos o preferencias: ¿fin de semana loco o noche cásual? ¿Te apetece salir a cenar o un día de spa más gymkana? Presta atención a sus preferencias, incluso si son diferentes a las que pudieras anticipar o chocan con tus expectativas personales (por ejemplo, tal vez le guste ir de bares en clubes de baile de reggetón, pero eso no es lo suyo, o ella quiere hacer una clase de pintura y vino en vez de tu visión de de hacer una fiesta loca.

Haz lo mismo con otros elementos de la fiesta, como juegos, comida y bebida, regalos, etc. Asegúrate de que se adapte a quien es él o ella como individuo y a lo que prefiere. Luego, haz lo mejor que puedas para hacer un plan que esté alineado con la forma en que él o ella se imagina el día o el fin de semana.

 

2. No programes más de la cuenta

 

Aunque hoy en día parece que las despedidas de soltero están repletas de actividades con un itinerario detallado, en realidad no necesitas planear un montón de cosas para hacer. Después de todo, ¡Estar juntos y pasar el rato es suficiente como prioridad! Pero has de tener en cuenta el tiempo extra para todas las pequeñas cosas: charlar sobre los bocadillos o dónde cernar, prepararse, el viaje de ida y vuelta, etc. Y créeme: alguien siempre llegará tarde, así que deja un margen de por lo menos treinta minutos antes de que tengas que estar en cualquier parte. Se flexible y recuerda que todo probablemente tomará más tiempo del que esperas, y eso está bien.

 

3. Ten un plan de respaldo

 

Tus mejores planes rara vez irán perfectamente, así que ten en mente algunas opciones de respaldo. El vuelo de alguien se retrasa, alguien abandona la reserva en el último minuto, la novia decide que ya no le apetece hacer lo que tú habías planeado, o empieza a llover a cántaros cuando ibas a hacer la gymkana todo el día afuera. ¿Saves que Furor Amarillo es indoor? Son cosas que hay que tener en cuenta. Ante los imprevistos y problemas, manten la calma, cambiar de marcha y seguir la corriente lo mejor que puedas. Si estás tranquilo, establecerás el tono para todos los demás y ayudarás a mantener la fiesta en marcha sin problemas.

 

4. No subestimes los gastos

 

Levanta la mano si has asistido a una despedida en la que te sientes como si estuvieras constantemente desembolsando dinero en efectivo... sí, yo también. Si no tienes cuidado, la lista de gastos nunca termina. En su lugar, establece un presupuesto con el novio, comunícate con todas las personas de la lista de invitados para asegurarte de que todo está dentro de su alcance, y luego ajustate a ello. Podrías incluso pedirle a la gente que comparta ideas creativas de algunas actividades gratuitas o de bajo costo para acomodar todos los niveles de precios. Y si alguien se niega debido al costo, no lo tomes como algo personal.

Detalles a recordar: considera quién va a pagar por el novio (dentro de lo razonable; si de repente quiere una botella de champán realmente muy cara en el bar, eso es cosa suya) y asegurate de que todos van a pagar su parte por adelantado. Si no, puede darse el caso de que termines pagándolo tu. Pero recuerda: el novio o la novia nunca pagan.

 

5. Acuerda como se manejarán las fotos y RRSS

 

Hoy en día, hay un hashtag para cualquier tipo de salida en grupo, lo cual es súper divertido pero puede o no ser apropiado. Habla con la novia sobre el tema de las redes sociales: ¿Está de acuerdo en subir cosas o mejor dejarlo todo en secreto? ¿Quiere ser etiquetada entre un millón de personas? ¿Espera ver los videos y fotos de todos después de la fiesta? Lo que sucede en Internet se mantiene en Internet, así que ten cuidado con lo que se publica para mantener el anonimato, no enfadar a nadie o hacer peligrar el nivel de comodidad o la reputación de alguien.

 

6. No te preocupes por la lista de invitados

 

A menos que la novia lo solicite por alguna razón, no invites a nadie que no esté invitado a la boda. Dicho esto, no te sientas como si tuvieras que invitar a TODOS. La intención es que sea para las personas más cercanas a la persona que se va a casar, por lo que puede ser sólo para unas pocas personas o para un grupo enorme. Y si alguien es invitado que no te gusta o con quien no te llevas bien, acepta que tienes que aguantarte en lugar de crear un drama.

 

 7. Pide ayuda

 

Una vez que tienes un plan, una lista de invitados y un presupuesto, no hay razón para que no puedas dividir y vencer. Se dedica mucho trabajo a la planificación de una gran fiesta, especialmente para alguien a quien quieres. Deja que la gente también ayude con lo que sabe hacer bien, en lugar de tratar de microgestionar un millón de cosas por tu cuenta. Si alguien es un gran aficionado a la comida, pídele que se encargue de las reservas en los restaurantes; si otra amiga tiene una gran creatividad, pídele que te de ideas de juegos divertidos. Incluso puedes solicitar la ayuda de familiares que fueron invitados, pero que no pudieron asistir por una razón u otra para ver si quieren participar tomando unas tapas una noche o enviar un video para visualizarlo en la cena.

 

8. Si conduces, no bebes

 

En un mundo de compañías que comparten viajes como Uber y Blablacar, así como el servicio de taxis o autobuses de la vieja escuela, puedes encontrar la logística necesaria para garantizar la seguridad de todos. En serio, he estado en fiestas donde a las 3 a.m. alguien insiste en que están "bien" para conducir hasta casa, y no está bien. No bebas y conduzcas. Simplemente no lo hagas.

 

9. Deja de lado las tradicionales expectativas

 

Las despedidas tienen una larga historia de ser "la última noche como soltero en la ciudad" o una imagen estereotipada de chicas con disfraces y organos sexuales en la cabeza. Pero en realidad, es simplemente una oportunidad para que un grupo de personas celebre que alguien se va a casar... lo que significa que no hay reglas. Puedes planear una aventura de una noche, una escapada de fin de semana, un show de comedia en medio de la tarde, una noche de chicas con palomitas de maíz y películas de los 90, o un evento totalmente sobrio. Anima a la novia a hacer lo que mejor le parezca y sea creativa.

 

10. ¡No olvides al prometido!

 

Uno de los mejores (y más populares) elementos de una despedida de soltero es la incorporación del otro cónyuge de alguna manera. Todo vale, desde un lindo mensaje en vídeo que se reproduce al principio de la noche hasta sesiones de preguntas y respuestas en las que el novio tiene que tomar una foto por cada respuesta que adivina mal. Ayude a la pareja del novio a sentirse parte de las festividades y recuérdale por qué se va a casar.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continúas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.
Ver Política de Cookies Aceptar Rechazar