Artículos sobre
Despedidas de
Soltero
¡Aprende todo sobre ellas!

Cómo lidiar con tu despedida de soltera

No te preocupes, no eres la primera novia que se siente incómoda con la despedida de soltero de su prometido. Lo habitual es pensar en una multitud de payasadas fuera de control donde el libertinaje total es lo predominante.  Y es que así es como nos lo venden en las películas y la televisión. La versión de la vida real probablemente será un poco más mundana. Si aun así te sientes incómoda, tenemos unos consejos que te ayudaran a llevarlo mucho mejor.

Que sea feliz

Si quiere tener una despedida de soltero, déjalo. Para algunos hombres es importante el ritual de desahogarse antes de la boda y dejar claro a los amigos que, aunque se esté casando, sigue siendo uno más del grupo. Esto es bueno: Después de todo, nadie quiere que su pareja deje de tener amigos. Todo lo contrario, toda relación sana dispone de un grupo cerrado de buenas amistades con las que hacer cosas y celebrar las fiestas.

 

Lo inesperado siempre se disfruta más

Las despedidas de soltero ya no son exactamente lo que solían ser. En lugar del estereotipo en el que participan strippers y enanos cómicos, muchos hombres hoy en día están optando por otro tipo de fiestas. Tomar un viaje de fin de semana con los chicos es una de las opciones más populares. Todos los fines de semana llegan a León decenas de grupos de hombres a celebrar su despedida. Lo más normal es que participen en nuestra gymkana o disfruten de todas las actividades que les tenemos preparadas en Furor Amarillo. Y luego por la noche, salen de fiesta. Fiesta sin todas esas cosas que se te puedan pasar por la cabeza.

Ponle unos límites

Se abierta sobre tus sentimientos. Esto no significa que lo regañes sin parar; significa que le digas lo que te hace sentir incómoda. Decir: "Pensar que vas a contratar a una stripper no me hace mucha gracia" es muy diferente a decir: "Contratarás a una stripper sobre mi cadáver". Recuerda, es tu prometido, quiere que seas feliz. Hacerle saber cuál es tu umbral de locuras permitidas es totalmente aceptable. Él apreciará una comunicación franca, sin chantajes ni malos rollos. Necesitas saber que puedes confiar en él, y él en ti.

 

Tú también puedes hacer lo mismo

No lo olvides... tú también puedes tener una despedida igual que la de él. Si tu despedida de soltera va a ser un día de spa, es una cosa, pero si vas a ir a la ciudad con tus amigas a que “arda”, eso es totalmente distinto. Cuando estés hablando de la despedida de soltero, asegúrate de hablar de la despedida de soltera también: Es justo que los dos juguéis con las mismas reglas. Establecer un límite mutuo también hace que todo el proceso se sienta menos como si cada uno de los dos restringiera al otro, y más como si se tratara de establecer límites dentro de vuestra relación.

 

En la gran noche

No, no te sientes en casa mirando el reloj y preguntándote qué estará haciendo. Haz tus propios planes. Sal de casa y diviértete. Incluso si no se te arregla para salir de fiesta con las amigas, seguramente puedas al cine o a cenar.

Los escenarios y escenas que se te pasen la cabeza, son probablemente mil veces más escabrosos que todo lo que está sucediendo en realidad. Y si has seguido nuestros consejos hasta ahora, deberías poder sentirte bien sobre estas cosas de todos modos. Recuerda, puede que haya muchas chicas por ahí, pero tú eres la única con la que quiere casarse.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continúas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.
Ver Política de Cookies Aceptar Rechazar